La Creación del Universo

Basado en la poesía de Ifa, compartida por Solabagde Popoola, en el principio, que realmente era el final, constituyó el principio del principio y el principio del final. Como tal surgió el principio de la existencia y el final del estado de la nada. Todo comenzó de manera esporádica y gradual. Todo comenzó en un tiempo que no tenía tiempo. Todo comenzó desde una forma que no tenía forma en sí misma. Todo comenzó por un ser que no se puede describir ni explicar adecuadamente, porque dicho ser no es ni hombre ni mujer, no es ni humano ni super-humano, no es de carne y hueso, no tiene agua y existe en un cuerpo que no tiene cuerpo. Es el ESPÍRITU UNIVERSAl del Universo. Ese es el ser que creó El Universo desde la nada. No se debe confundir desde el vacío, pues el vacío en sí mismo es algo. El Universo comenzó desde la nada, la Nada Absoluta. Ese gran ser que
Nothingness
creó El Universo se conoce como Akamara.

Según Solagbade Popoola, El Universo se creó en 5 etapas. En el odu de Ifa Osa Gunleya, se establece que tomó 5 etapas para que las condiciones propicias para la vida en nuestro planeta se pudieran materializar. El odú nos dice:

Iri tu wili tu wili
Iri tu wili tu wili
Iri tu wili-­‐wili
Koo tu reke-­‐reke
Dia fun Origun
Ti nloo s’eda ibu
orun ati aye ni’gba ijinji

Este fragmento del verso de Ifa indica que “Deja que el rocío reviente rapidamente, deja que el rocío reviente con rapidez, deja que el rocío reviente de manera vasta y continua en toda su expansión. Estas fueron las declaraciones para Origun cuando iba a coordinar la vasta expansión del Universo en el principio de los tiempos”.  El orígen de la existencia y de Akamara es un gran misterio. Tan pronto cuando Akamara se manifestó su primer acto de creación fue un grano de arena. Akamara sopló con gran fuerza este grano de arena que se convirtió en una canasta llena de arena. Desde la canasta de arena comenzó a salir gases calientes en forma de gotas de rocío provocando grandes explosiones constantes por voidpurun periodo indeterminado de tiempo.  El universo entero era constituido por estos gases calientes contenidos en las gotas del rocío. En este tiempo no existía la materia ni en estado líguido y mucho menos sólido. Los gases y el rocío son una parte ínfima de lo que realmente es Akamara. Esto significa que aún la majestuosidad vasta de nuestro universo es una disminuta parte de Akamara: el Espíritu Universal del Universo que surge como el respiro del aliento de este Gran Ser.

El segundo acto de creación fue el de un Irunmolé muy elevado llamado Origun. Origun es el encargado de coordinar el proceso crear las estrellas desde la substancia contenida en el rocío gaseoso producido por Akamara. Hasta el día de hoy el Universo se encuentra en un constante proceso de creación dónde desde estos gases calientes surgen las estrellas que habitan nuestro Universo. Todo esto constituye la primera etapa de la creación del universo.

La materialización de las estrellas y otros cuerpos celestiuales, desde las gotas
Space_The_Birth_of_a_new_star

incandescentemente gaseosas, crearon otro fenómeno. Con el orígen de las estrellas y otros cuerpos celestiales, los mismos eran demasiados calientes para cumplir con el propósito por el cual los creó Akamara. Había que enfriar los cuerpos celestiales. Con este fin Akamara creó otro Irunmole elevado conocido como Olu-Iwaye. La misión de Olu-Iwaye es acelerar el proceso de enfriamiento de los cuerpos celestiales incandescentes para que se solidifiquen con mayor rapidez. Una vez se enfrían estos cuerpos celestiales concluye la segunda etapa de la creación del Universo.

Una vez enfriados los cuerpos celestiales, se creó un tercer Irunmole llamado Baba Asemuegun Sunwon. Este Irunmole se creó para lidiar con lo que se conoció como la guerra de las estrellas y los cuerpos celestiales. Una vez enfriados estos cuerpos celestiales, los mismos se movían de manera caótica. Como resultado de este movimineto caótico, las estrellas y cuerpos celestiales chocaban entre sí. Cada vez que chocaban estos cuerpos celestiales se provocaban grandes explosiones. Para lidiar con este caos de movimiento celestial, Baba Asemuegun Sunwon organizó el movimiento de las estrellas y otros cuerpos celestiales en rotaciones circulares en dirección contraria a las manesillas del reloj. También gracias a Baba Asemuegun Sunwon, se crearon los planetas y otros cuerpos celestiales en el Universo.

En nuestro sistema solar, la vía lactea, tenemos a nuestra propia estrella (el sol) del cual starsBaba Asemuegun Sunwon utilizó para crear los primeros 7 planetas de nuestra galaxia. Nuestro sistema solar y en particular el planeta tierra son la responsabilidad de un Irunole femenino elevado conocido como Aye. Es por ello que el planeta tierra realmente se llama Ile Aye, o sea, el hogar de Aye. Finalmente, para trabajar con el bienestar del planeta tierra, Akamara creó a 801 Irunmole. Su función principal es velar por la paz, la armonia, el progreso y la sustentabilidad de nuestro sistema solar.

En estos tiempos Aye vivía sola en el planeta tierra y sufría de una gran soledad. En su soledad solicitó los servicios de uno de los 801 Irunmole llamado Farankun kan soso tierraOwu, hoy lo conocemos como Orunmila. En este tiempo no existía ni el Ikín, ni el Opele, ni el Iyerosun pues no existía ningún animal o planta. Una vez llegó Farankun kan soso Owu, le dijo a Aye que presionara sus manos en la tierra, dejando así la marca de Ifa en el suelo. Ifa le aconsejo que hiciera ebbo para deja de estar tan sola. Además le advirtió que pronto la visitariá un ser más poderoso que todos los 801 Irunmole en existencia. Luego de hacer el ebbo a los 303 días un ser de luz multicolor emanó de la cazuela donde se hizo el ebbo. El poder, la autoridad, la fuerza y la influencia de este ser de luz multicolor era abrumandora. La manifestación de su influencia era tan poderosa que tanto Aye como Orunmila se postraron en el piso con la cabeza en el suelo rogándole sus plegarias a este gran ser. Este gran ser se llama Olodu-Ikoko ti ntan Osumare que significa el dueño de la cazuela que emana la luz de arco iris. Nosotros lo conocemos hoy como Olodumare.

arcoirisTan pronto llegó Olodumare a la tierra, Orunmila lo consultó. Al igual que Aye, Olodumare imprimió sus palmas en el suelo dejando un signo de Ifa. En la consulta, Orunmila le dice a Olodumare que no existe ser en todo el sistema solar que tuviera más poder, fuerza, energía, autoridad e influencia que Olodumare. A su vez, Orunmila le dice que Olodumare no tendría hijos directos y que nunca podrá dormir o descanzar.  Es por eso, que para poder tener hijos, Olodumare llora. El llanto de Olodumare es realmente la lluvia que es  lo que permite que todos los seres en la tierra puedan vivir y procrearse.

 

por: Jowie Awo Ni Orunmila Oyekunbikalomi