Letra de Año 2009

ADIVINACIÓN ANUAL DE IFÁ PARA PUERTO RICO
AÑO 2009
CONCILIO DE SACERDOTES DE IFÁ DE PUERTO RICO
Templo Yoruba Omo Orisha de Puerto Rico

Un Nuevo Año ha comenzado. Los Sacerdotes de Ifá, de Puerto Rico, realizaron adivinación para todos aquellos practicantes y seguidores de Ifá, de los Òrìsàs y para el pueblo religioso en general. Un nutrido grupo de Bàbáláwos o Sacerdotes de Ifá consultaron el oráculo e Ifá revelo el Odù Òsá Ìrosùn para el nuevo año que apenas comienza.

Por un lado la energía de Òsá representa el tiempo. Aparece en él la casualidad dentro del sistema que regula el medio ambiente. Habla de huracanes, terremotos, erupciones, crecidas; la naturaleza se depura sacudiendo. Regula las relaciones entre el Sol, la Tierra y la Luna; rige en el cuerpo humano las fosas nasales, los ojos, brazos y el funcionamiento interno del organismo. En él aparecen las relaciones de intercambio. Se refleja la lucha del hombre blanco contra el hombre negro, la esclavitud, la hecatombe, la matanza injustificada que se justifica por el interés de algunos seres humanos de prevalecer por encima de otros, de imponer sus costumbres y su cultura; la sabiduría por vencer el temor, nacen las primeras formas de gobierno; ante los ojos de las deidades no existen ricos ni pobres. Se señala el glóbulo rojo como símbolo de vida; además, se refiere a la inspiración de los hombres y mujeres, la tentación, la maldad, el maleficio.

Por otro lado, la energía de Ìrosùn evoca la responsabilidad de expresar y transmitir todo lo que se ha aprendido; refiere la claridad y la objetividad para identificar los problemas; habla del almacenamiento de la memoria, de la estabilidad de la realidad que existió antes de nosotros; del respeto a la ancianidad y a los ancestros; y va contra la pereza. Habla de guerras victoriosas, pequeños caminos, tranquilidad, paz, prosperidad y dispersión de los seres humanos. Regula las cosas de este mundo al ponerle fin a cada una de ellas. Evoca que en la vida no hay éxito sin obstáculos; habla de confesiones. Rectifica que la única manera de escapar del infortunio es a través de los sacrificios; que el logro de la prosperidad estará antecedido por una larga oscuridad de fracasos. Los ojos todo lo ven.

Ifá nos revela en este Odù Òsá Ìrosùn, entre otras cosas, de la unión matrimonial, de la paz y del dinero como los ingredientes esenciales para alcanzar el éxito y la prosperidad. Nos advierte de grandes cambios en términos económicos, nunca antes vistos. Predice situaciones económicas, matrimoniales y sociales adversas, problemas financieros para todos que a la larga se convertirán en éxito financiero. Es menester realizar sacrificios para Òrìsà Ajé, la diosa de la riqueza, para cambiar la mala fortuna por la buena. Ifá nos recomienda el propiciar o realizar sacrificios a Orí, nuestro dios personal, para poder tomar decisiones favorables que puedan ayudar a mejorar la situación adversa, y nuestras relaciones matrimoniales, y de pareja. Ifá nos habla de grandes cambios, repentinos, en la vida del hogar y en los negocios o trabajos de cada uno de nosotros. Ifá establece éxodo de muchos de los residentes de Puerto Rico, al exterior, en busca de mejores oportunidades. Ifá nos recomienda realizar sacrificio con un Macho Cabrío para Èsù para salir airosos de cualquier cosa que emprendamos. Nos recomienda, además, escuchar y seguir los consejos de Ifá/Òrúnmìlà y examinar nuestro yo interno para reafirmar nuestros valores como individuos y como pueblo para lograr el verdadero éxito. Es hora de echar a un lado todo lo que nos entorpece y crecer de manera significativa en nuestra espiritualidad.

El año 2009 trae para Puerto Rico, según establece Ifá, una transformación para la sociedad. El culto a los ancestros es fundamental para nuestro bienestar y protección. Ifá nos brinda la oportunidad de reencontrarnos con nuestro, Orí Inú (yo interior), y retomar todo lo que es verdaderamente importante para nosotros fundamentalmente nuestra familia y el amor al prójimo.

La energía que acompaña este Odù Ifá para Puerto Rico viene como una negativa, o desfavorable, en lo tocante a enfermedades. Ifá nos recomienda establecer planes de acción y cuidar nuestras comunidades, y velar por la salubridad, la higiene. Evitar estanques que almacenen agua que provoquen la propagación del mosquito del dengue. Mantener la higiene en todos los aspectos de nuestro diario vivir, y en nuestros hogares, para evitar enfermedades y envenenamientos. Cuidar la piel, los padecimientos en los huesos (artritis, osteoporosis, etc.) y la circulación sanguínea. Se trata de poner fin a comportamientos negativos que obstruyen nuestro crecimiento emocional y espiritual para que nuestra espiritualidad se convierta en estandarte y podamos restaurar todos los valores perdidos como comunidad, como pueblo y como seres humanos. Los cambios en nuestro acontecer político denotan un resurgir en nuestros valores e Ifá nos proporciona todo lo necesario para ser parte del proceso de transformación. El gobierno se reinventa y vuelve a una manera original y básica buscando una mayor eficiencia.

Ifá nos advierte que debemos esperar grandes cantidades de agua e inundaciones y el azote de un huracán de categoría moderada. Esto causará grandes problemas de salud en la población. Continuarán, también, las luchas de poderes por el control de posesiones materiales que afectan a la sociedad y las muertes indiscriminadas a consecuencia de esto.

Es menester que el pueblo religioso respete la palabra de Ifá/Òrúnmìlà y no muestre testarudez o se base en asuntos muy especiales a su conveniencia. En el Odù Ifá Òsá Ìrosùn, Olódùmarè encomendó a Òrúnmìlà el derecho a determinar el Òrìsà tutelar de cada persona por medio de la adivinación de Ifá. Utilizar otro método para ello es un tabú que será castigado.

Para el hombre/mujer en la Tierra la Verdad es desconocida; se atiborra de conocimiento y acumula demasiadas experiencias y sensaciones negativas por lo que se le dificulta el discernimiento entre el bien y el mal. Sin embargo, la Falsedad no confunde a Orí, porque Òrúnmìlà lo ayuda en esa difícil tarea cuando funge como intermediario entre Ifá y Orí. La Verdad es la conformidad del entendimiento con las cosas, conformidad de la palabra con el pensamiento; aquello que es real, objetivo, inmutable; mientras que la Falsedad es la falta de consecuencia entre lo que se piensa, se dice y lo que se hace. Está en cada ser humano la posibilidad de buscar la Verdad o conformarse con la Mentira. La Verdad está en el arduo camino del cumplimiento de las Leyes Universales; la Mentira, en el engañoso camino de la violación de esas mismas leyes. El que miente deberá asumir las consecuencias.

Òrúnmìlà dice:

“Si las predicciones de Ifá no prueban la verdad ante el mundo…entonces el miedo no puede ser inculcado en un principiante”.

Ifá advierte que es de suma importancia poner atención a sus consejos y seguir instrucciones. El hacerse de oídos sordos y no realizar los sacrificios prescritos puede conllevar a consecuencias desastrosas para quien se haga de oídos sordos.

Òrúnmìlà dice:

“Lo único que da sentido a la vida es vivir con dignidad”.

Ifá advierte a todos sus devotos a prestar atención a los alertas y nunca tomar nada por garantizado. Ifá dice que hay la necesidad de investigar todo apropiadamente antes de descartar algo como insignificante. Ifá dice que no será favorable para ninguno de sus devotos convertirse en la víctima a la cual la gente vería como el ejemplo de desastre evitable. Hay la necesidad para esta gente de ofrecer sacrificio y remover la testarudez en sus vidas.

Odù Regente:

Òsá Ìrosùn.

+
I II
I I
I I
II I
II I

Profecía:

Ósò’bò Àrùn Láti Owó Aráyé Nítorí Eégún . Òrúnmìlà Onire.

Traducción literal, que se interpreta tradicionalmente como: Energía negativa de enfermedad provocada por la acción de personas a nuestro alrededor por mediación ancestral. Òrúnmìlà se responsabiliza del bienestar (Ire).

Òsún ni Àdìmú:

Adìye Méjì Fún Òsún/Ifá (Dos Gallinas para Òsún junto con Òrúnmìlà).

Eyelé Méjì Fún Òsún Ibú Losá (Dos Palomas Carmelitas para Òsún en el río, se abre un hueco y se coloca a Ota Ole, realiza el sacrificio. Se lava a Òsún, se trae agua de río y se le ofrendan flores en la casa.

Ebó:

Para el apoyo de nuestros ancestros: Agbò, Àkùko, Eyelé Méjì Fún Egúngún (Un Carnero, un gallo y Dos Palomas para los Ancestros).

Para evitar la enfermedad: Ewúré Fún Ifá (Una Chiva para Ifá)

Para vencimiento y éxito en lo que emprenda: Òbúko, Àkùko, Eyelé Méjì Funfun Fún Èsù, Òsùsù Owò Méjì Fún Ifá, Ìborí Àgbon (Macho Cabrío, Un Gallo, Dos Palomas Blancas para Èsù, Dos Paquetes de Escobillas para Ifá, Rogación de Cabeza con Coco).

Àkùko, Eso Meje, Opolopo Owó (Un Gallo, 7 Frutas y abundante dinero).

Para eliminar perspectivas de peligro: Àgbò Fún Sàngó (Carnero para Sàngó).

Para la prosperidad: Amàlà Ilá, Ògèdè Fún Sàngó (Harina de Ñame o Plátano con Quimbombó y un racimo de plátanos para Sàngó.

Para el éxito financiero: Àkùko Fún Ifá, Eyelé Funfun Fún Òrìsà Ajé (Un gallo para Ifá, Una Paloma Blanca para Òrìsà Ajé).

Divinidad Regente:

Obàtálá:Divinidad de la creación y protectora de los seres deformes. Las Mujeres Embarazadas le hacen sacrificios para asegurarse de tener un niño perfecto y saludable. Divinidad de la pureza y limpieza espiritual. Se recibe para mantener todo lo que hemos creado con el fruto de nuestro trabajo. Es adorado en la ciudad de Ifon y es oriundo de Orange en Nigeria. Los albinos son sus seguidores. Los animales que se le sacrifican son chivas embarazadas y blancas, gallinas o gallos, palomas blancas y babosas blancas. Los sacrificios se le hacen en un recinto oscuro y su tabú es la sal, bebidas alcohólicas, perros, ñames machacados y todos los tintes. Vive totalmente en la oscuridad, en casos extremos se le encienden velas indicadas en previa adivinación. Las ofrendas ofrecidas a Obàtálá son leche de vaca, frutas blancas, merengues con clara de huevos, ekuru (frijoles blancos y cocidos en baño de maría).

Divinidad Acompañante:

Òsún:Diosa de la maternidad y protectora de los niños. Adorada en Nigeria en especial en las regiones de Ijumu y de Oshugbo, donde se encuentra el río que lleva su nombre. Se le hacen sacrificios para la protección de nuestros hijos, durante el embarazo y a temprana edad (postnatal), se recibe para aliviar los problemas con los hijos y ayuda en la formación y conducta de los mismos.

Bandera del Año:Triangulo Blanco, Triangulo Amarillo, Ribete Amarillo y Verde.

Consejos Generales:

  • Ofrecerle un Àgbò a Sàngó para abrir los caminos.
  • Ponerle cuatro cascabeles a Òsùn Ifá.
  • No dejar en su casa vajillas sucias para que la enfermedad no entre por su casa.
  • Ofrecerle harina con quimbombó y plátanos a Sàngó.
  • Ocuparse de los hijos.
  • Evitar criaderos de mosquitos pues puede traerle malas consecuencias de salud.
  • Pagarle las deudas a Sàngó y Oya para que no cierre los caminos.
  • No maltratar de palabra ni físicamente a su pareja.
  • Perdonar a nuestros enemigos.
  • Ayudar al que lo necesite.
  • Sàngó y Oya se ponen juntos para la guerra y el éxito venidero.

¡Áborù Áboyè!

Algunas Historias Demostrativas Relacionadas del Odù Ifá Òsá Ìrosùn:

ÒRÚNMÌLÀ ES QUIÉN ÚNICO DEFINE

EL ÒRÌSÀ TUTELAR DE LA PERSONA

En la tierra vivían todos los Òrìsàs y Obàtálá era su Oba. Entonces todos los Òrìsàs la emprendieron contra él y cada cual determinada el Òrìsà tutelar de la persona con su respectivos caracoles o Mérìndínlógún. De pronto Sàngó comenzó a notar que existían más hijos de Obàtálá que de cualquier otro Òrìsà y reunió al resto de los Irúnmolè para conocer su pensar. Todos accedieron el ir a la casa de Obàtálá para pedirle cuentas sobre el particular porque en su casa nunca salía un hijo(a) de otro Òrìsà que no fuera Obàtálá. Obàtálá, además de ser el Oba de aquella tierra, le realizaba adivinación con su Mérìndínlógún.

Aunque acordaron asistir a la casa de Obàtálá, existía el temor de un castigo. Siendo así, Sàngó tomó posición y fue en su reclamo. Cuando Sàngó cuestiono a Obàtálá del porqué en su casa cuando se realizaba adivinación con el Mérìndínlógún no salían hijos de ningún otro Òrìsà que no fuera el de él propio, Obàtálá le respondió que él lo hacía de esa manera. Sàngó le riposto que esa manera no era una legal y que deberían de ir a casa de Òrúnmìlà para buscar solución al conflicto.

Obàtálá le dio la razón a Sàngó haciéndole claro que aunque ellos no confiaran en él, él tampoco confiaba en ellos. Siendo así se estableció que Òrúnmìlà, quien es el único imparcial pues no coronaba a nadie, era quien único tenía la facultad otorgada por Olódùmarè para determinar el Òrìsà Tutelar de cada persona pues fue el único testigo del Orí (Destino) de cada persona antes de bajar a la tierra.

SE REALIZÓ ADIVINACIÓN PARA ALÁGEMO

La perfecta paz, Òsá’Rosù. El caracol vive una vida pacífica. Òsá’Rosù realizó adivinación para Alágemo (espiritualidad perteneciente al culto de Egúngún/Ancestros). A Alágemo le fue dicho que su vida sería silenciosa y en paz. La vida de Alágemo será una en calma. Le fue recomendado el ofrecer sacrificio. Aceite de Palma, Cacao, Pez Guabina y dieciocho mil caracoles. Escuchó y realizó el sacrificio. En adelante, su vida se tornó en calma y pacífica. Ifá recomienda la atención adecuada a nuestros ancestros para lograr su apoyo y protección.

LA INFELICIDAD MATRIMONIAL

El cónyuge es un tanto déspota con su pareja, la maltrata de palabra y hasta puede maltratarla físicamente. A consecuencia de esto, el cónyuge se enferma de sufrimiento. Ifá recomienda comprensión matrimonial, de familia y de pareja. Unión en todos los aspectos pues para Ifá la familia es el soporte de la sociedad.

LA TIERRA DE LOS ADÓDÌÍ

En la tierra de los Adódìí (homosexuales), estos cuidaron de Obàtálá cuando éste estuvo enfermo y él en recompensa los bendijo. Ifá recomienda a los Adódìí el tener comportamiento adecuado para servirle y practicar el culto a Olódùmarè. Es el sentido de la verdad al que hay que emular, esto es emular la práctica de las Divinidades. Es deber de cada uno el actuar con humildad y no establecer falsos testimonios contra los demás hermanos(as) para mantener moralidad y evitar que cualquier acto impropio conlleve a serios problemas más temprano que tarde.

TRABAJOS MALÉVOLOS EN CONTRA DE ÒRÚNMÌLÀ

Cuentan que a Òrúnmìlà se le habían escaparon varias Etù (guineas) y estas comenzaron a escarbar en el frente de su puerta e hicieron un gran hueco. Él fue a verificar que pasaba y vio que sus enemigos habían realizado un trabajo malévolo para perjudicarlo enterrando un clavo frente a su puerta. Òrúnmìlà le había ofrecido un Àgbò (Carnero) a Sàngó. Pero pasaba el tiempo y no se entregaba. Sàngó viendo esto, tomó álamo y cerro el camino que conducía a la casa de Òrúnmìlà.

Al notar Òrúnmìlà que pasaban los días y nadie iba a su casa, se puso a analizar la razón por la cual esto sucedía y su esposa le dijo: Ofrécele el Àgbò (Carnero) a Sàngó que le prometiste y veras los resultados. Así lo hizo Òrúnmìlà y los caminos se le abrieron nuevamente.

Ifá recomienda a todos sus Sacerdotes, a evitar dimes y diretes con otros hermanos Bàbáláwos. Recomienda, además, a sus seguidores el ignorar cualquier comentario o rumor, independientemente de dónde provenga, pues al final del camino se torna fútil el reaccionar a algo insignificante.

Ifá establece que los Sacerdotes que no están estudiando Ifá y practican sin ningún tipo de estudio y conocimiento estarán teniendo grandes dificultades económicas, tendrá importancia la influencia de la esposa o de la madre del Sacerdote en la vida de éste. Estas serán fundamentales para que el Awo pueda recuperar el apoyo de su Bàbá Ifá en todo lo relacionado con el estudio.

Ifá recomienda fortalecer la relación matrimonial, de familia, y de pareja, y escuchar los consejos que su cónyuge, madre o pareja pueda tener para con cada uno de nosotros. Se deberá cumplir con lo ofrecido a Sàngó y a cualquier deidad.

TRABAJOS MALÉVOLOS EN CONTRA DE ÒRÚNMÌLÀ

EL PERDÓN A NUESTROS ENEMIGOS / ÒRÚNMÌLÀ HIZO LA PAZ CON SU ENEMIGO

Òrúnmìlà pasaba mucho trabajo y no tenía para comer. Fue a donde sus Sacerdotes de Ifá quienes le realizaron adivinación. El Odù Ifá revelado en la adivinación fue Òsá Ìrosùn recomendándole Ifá el realizar sacrificio con: Àgbò, Òbúko, Àkùko, Eyin Adìye, Òbe, Atitan Ilé, y demás ingredientes y lo llevase a la manigua. Òrúnmìlà escuchó y así lo hizo.

Al poco tiempo de Òrúnmìlà depositar el sacrificio en la manigua, ésta se encendió en fuego. Más tarde llego un hombre a su casa pidiéndole albergue y que lo curara pues había resultado herido del fuego. Òrúnmìlà así lo hizo. El hombre entonces se expresó arrepentido y le pidió perdón diciéndole: “Yo soy Òsanyìn, el que te ha hecho tanto daño”. Òrúnmìlà lo perdonó y Òsanyìn se convirtió en uno de sus mejores amigos.

Ifá recomienda perdonar a los enemigos que se arrepienten sinceramente pues a futuro nos podrán sacar de aprietos y convertirse en amigos verdaderos. Hay que ayudar al necesitado desinteresadamente, sin preguntarle quién es y qué es lo que tiene para vivir.

Ifá aconseja que las personas deben ser honestas para proporcionarse el sustento porque el dinero es sólo una parte de la prosperidad y puede destruir si se llega a él por vía de la avaricia o la envidia. Los bienes materiales fluyen a partir de un esfuerzo propio y las energías que se desperdician codiciando los bienes ajenos apartan al hombre/mujer del sendero de su propio bienestar.

Dice Ifá: Que aquellos que sigan el camino de Ifá y de los Òrìsàs haciendo demandas muy modestas, y hasta utilizando su propio dinero para sufragar los requerimientos de sus clientes necesitados, serán recompensados gradualmente hasta alcanzar el décuplo de lo que invirtieron. Ifá/Òrúnmìlà y los Òrìsàs, seguro, le traerán prosperidad a su casa pues la verdadera prosperidad está en la sabiduría y para alcanzarla el hombre/mujer debe zafarse de las armas de la codicia.

OLÓFIN LE ENTREGÓ A SÀNGÓ LA VIRTUD DEL COMERCIO.

Sàngó sostenía una cruenta guerra con Ògún. Olófin, enterado de esto, envió por Sàngó para entregarle la virtud del Comercio. Enterado Ògún, se aposto por donde Sàngó tenía que pasar. Sàngó, que iba montado en su brioso corcel, al ver a Ògún apostado en el camino tiro de la rienda fuertemente y cambio la dirección de la marcha pero el caballo se desbocó y lo tumbó. En eso llegó Oya y enterada de que Sàngó se dirigía a ver a Olófin, y de que Ògún le cerraba el camino, se cortó las trenzas y lo vistió con sus ropas.

Así Sàngó pasó por delante de Ògún, pues pensó que era Oya, recibió de Olófin la virtud del Comercio.

Dice Ifá: Para un hombre, que una mujer lo va a ayudar a vencer todas las dificultades, pues no escatimará en sacrificios por ayudarlo. El hombre deberá mostrar reciprocidad y agradecimiento.

Dice Ifá: Que el Bàbáláwo o el Ìwòrò que no posea a Oya, deberá recibirla para su bienestar.

Dice Ifá: Que se le deberá ofrecer Àmàlà Ilá (harina de maíz con quimbombó) y un racimo de Ògèdè (plátanos) a Sàngó para prosperar.

¡Ifá/Òrúnmìlà A Gbe Wa O !