Letra de Año 2011

Concilio de Babalawos del Templo Yoruba Omo Orisha de P.R.
Letra de Año 2011

 

Concilio TYPR 2011

 

Signo del Año: Iwori Bogbe

Profecía: Osogbo Iku Kefeti Lerí

Gobierna: Yemaya (Ponerle un adimú de frutas, a los 7 días despachar en una ría hechándole miel al río y melao al mar)

Ayuda: Obatalá

Defiende: Orunmila (Caure sentarse e implorar y hablar con Orunila todos sus asuntos)

Ebbo: Akuko, 3 caracoles caurie, ropa sudada

Obra de Orí: Adie meyi a Orunmila, una blanca de la lerí a su Kofa/Awofaka y una negra directa al awofaka/kofa, se le entregan las plumas para que se soplen dentro del hogar hacia fuera

Obra para Ará: panaldo con osadie

Obra para el Ile y Negocio: Hacer un sarayeye con un Osadie en la entrada de la casa se le da unyen a eshu. Luego se pone mucho eku, eya y awado
Video Resumiendo los Consejos de Apertura de Año

Refranes:

  • Lo que el viento se llevó.
  • Con la calma todo llega a la normalidad.
  • Hojas del árbol caído juguetes del viento son.
  • Lave cabeza y me salió tiñosa.
  • Usted no es perro pero sí es su amo.
  • Todo no se sabe, lo que se sabe es parte de lo que no sé.
  • Doy todo lo que sea por saber todo lo que ignoro.

  • Es preferible la muerte a la humillación.

  • Se puede oír pero no mirar lo que sucede tras la pared.
  • La sabiduría de otro previene al jefe de ser llamado tonto.
  • El que estudia Ifa sin pensar es en vano, el pensar Ifa sin pensarlo es peligroso.

Es un buen año para recibir:

  • Guerreros

  • Olokun

  • Ibeyis

  • Kofa/Awofaka

Consejos Generales:

Iwori Bogbe es un signo que previene situaciones difíciles para la isla de Puerto Rico durante el año 2011. La dificultad que se avecina para esta Isla se debe al clima de inestabilidad, debilidad, crisis y erosión de estructuras y organizaciones sociales. Marca tiempos tempestuosos para la Isla. No solamente tiempos tempestuosos climatológicos, sino sociales e individuales. Para evitar cualquier hecho lamentable es bien importante que se haga ebbó constantemente durante el año para fortalecerse uno como individuo, sus casas, sus proyectos y quehaceres sociales.

La escasez y la miseria económica puede llevar a cualquier individuo a cometer actos erráticos y de locura momentánea. Es sumamente importante trabajar con Orí, este año, haciendo obras constantemente para refrescarlo y fortalecerlo.

Hay que cultivar la unión familiar. Las casas pueden atravesar momentos de tensión que probarán la fortaleza colectiva de las familias. Hay que vivir de manera mesurada para evitar la crisis y tensiones que se susciten en momentos de escasez, necesidad y/o diferencia de criterios.

Este año hay que proteger mucho a los niños. Los primeros días del año por falta de supervisión pueden ocurrir tragedias con los niños. Iwori Bogbe marca el abandono de los hijos por sus padres. Habla de que los niños se crían solos. Este año hay que velar por los hijos e inculcarle los valores necesarios para que sean buenos seres humanos. Hay que estar pendiente de los niños porque Iwori Bogbe habla de maltrato hacia los niños. Este maltrato fluctúa entre negligencia, abandono, malnutrición, abuso físico y psicológico entre otros.

Ante un clima tempestuoso y mucha necesidad es importante entrar en dinámicas y acciones colectivas. Este año el trabajo en equipo y colectivo rendirá frutos favorables. Iwori Bogbe nos convida a vivir como las hormigas. Las hormigas están constantemente trabajando, ahorrando de manera colectiva para el bienestar de la colonia. Este Ifa dictamina trabajar de manera colectiva y por el bien común. Las casas deben de repartirse las cargas de trabajo, lo económico y respectivas responsabilidades entre las partes que la componen para así evitar el desgaste físico, el desespero y la locura.

Las cabezas de casas, o líderes de organizaciones tienen que trabajar haciendo ebbó para no perder su cabeza. Iwori Bogbe marca mucho desespero y situaciones tensas. Los jefes de familia, organizaciones y gobierno no pueden perder la cabeza cuando su voluntad no se materializa. Esto puede traer consigo consecuencias nefastas. Además, entre tanto desespero y adversidad, las personas están propensas a caer en depresiones, desgastes físicos, locuras momentáneas y hasta padecer de un lapsus de esquizofrenia.

La educación es bien importante en este signo. Los niños, la juventud y el pueblo en general debe de propiciar y asegurar la educación. Un pueblo educado es un pueblo fuerte. Iwori Bogbe marca que el pueblo debe contar con un nivel de educación que garantice la calma frente situaciones difíciles pues con conocimiento se amplían los horizontes de posibilidades y acciones. El ser educado evoca analizar las situaciones y no partir por la primera. Además, estimula analizar las consecuencias y repercusiones de los actos antes de incurrir en algún tipo de decisión y/o acción.

Hay que estudiar y aprender de la religión. Los babalawos tienen que estudiar y aprender más de Ifa. Los santeros tienen que aprender y estudiar más de Osha y así sucesivamente. Además, las situaciones adversas y difíciles, que transcurrirán en el año, requiere que el pueblo religioso tenga conocimiento de obras, ceremonias, rituales y ebbóses que puedan resolver dichas situaciones. Es importante también señalar que los aleyos también necesitan instruirse para así poder garantizar un pueblo religioso educado y respetuoso de las tradiciones ceremoniales con su respectiva ética religiosa.

Este año hay que cuidarse mucho la salud. Se tienen que cuidar de:

  • Catarros

  • Fluidos/Congestiones

  • Asma Bronquial y Pulmonía

  • Osteoporosis

  • Los Nervios

  • Depresión

  • Locura transitoria

  • Cáncer
  • Impotencia

  • Enfermedades Contagiosas

  • Estómago

  • Retención de Líquidos

  • Problemas Reproductivos

  • La Vista

Este año hay probabilidades altas que Puerto Rico sufra de:

  • Fenómenos climatológicos erráticos e impredecibles

  • Tempestades
  • Inundaciones

  • Oleaje invasivo, fuerte y/o agresivo

  • Corrientes de mar agresivas

  • Ciclones

  • Sismos

  • Trombas marinas

Historias del Signo

La paloma casera y la paloma torcaza

(La Importancia de hacer ebbó y creer en la palabra de Orunmila)

Òrò boni loju ma dini leti adífáfún Elemele ilé a lukin fun Elemele oko nijo ti nwon nfi omo şe abiku, nwon ni ki o rúbo, ikoko méjì opa atori, işu marun, obe silo kan ati ogorun elemarun agbado.

Una pared cubre un ojo, pero no cerró una oreja, lo profetizado para la paloma de casa quién golpeaba ikines y para la paloma de campo cuando sus hijos se morían como abiku

Este fragmento de historia es sumamente importante para el signo de Iwori Bogbe. La misma relata como Orunmila y su esposa estaban pasando por necesidades. Eran víctimas de escasez y necesidad. Un día la paloma casera y la paloma torcaza se dirigían hacia Orunmila para adivinación cuando escucharon una discusión que reflejaba la situación difícil por la cuál vivía Orunmila. Ambas palomas sacaron Iwori Bogbe en su registro mediante el cual Orunmila les marcó ebbó para mejorar su situación.

La paloma casera con mucho sacrificio hizo su ebbó. Sin embargo, la paloma torcaza se rehusó a hacer el ebbó pues no tan solo desconfiaba de Orunmila, sino que pensaba que Orunmila le quería robar su dinero y materiales del ebbó para su propio beneficio. Con el tiempo, Eshu pasó por esas tierras preguntando quién no había hecho ebbó. Eventualmente se entera que la paloma torcaza se rehusó a hacer ebbó por su desconfianza en Orunmila. Eshu se dirigió a la casa de la paloma torcaza, un nido en la copa alta de un árbol. Consigo trajo el viento lo cuál se transformó en uno tempestuoso provocando así que se cayera el nido de la paloma torcaza. Los pichones que sobrevivieron la caída se fueron espabilados mientras que las futuras crías (los huevos) quebraron con la caída y fallecieron.

Este signo marca desbarate de casa. No tan solo casa familiares sino casas religiosas. Los integrantes de ambas corren peligro de separarse de su casa de procedencia o perecer. Este Ifa habla de como las crías de la paloma torcaza se mueren antes de tiempo. Sin embargo, la paloma casera, la que hizo el ebbó, pudo proteger su familia de la tempestad y a su vez tuvo una descendencia próspera y numerosa. Iwori Bogbe marca desconfianza en Orunmila. Muchos dentro del pueblo religioso piensa que las obras marcadas por Orunmila son para que se lucren los babalawos y no para el bienestar de la persona a quién se marcó la obra. Por no hacer ebbó, se pierde la casa y los hijos corren peligro.

El hormiguero Africano

(El peligro de que las casas se desplomen)

Iwori Bogbe habla del hormiguero africano. El hormiguero africano es uno que crece de manera impresionante. Crece muy rápido y grandemente en poco tiempo. No obstante cuando llega a cierto nivel, con el tiempo la cabeza se desploma.

Dice Ifa que el hormiguero se desploma porque no hizo ebbó. La cabeza del hormiguero es la primera en caer. Iwori Bogbe habla de un momento en que Eshu transitaba las tierras buscando a todo el que no había hecho ebbó. El hormiguero africano fue uno de ellos. Eshu confabuló con el viento para que se convirtiera en una tempestad. El viento accedió. De momento, cerca del hormiguero se formó una gran tempestad que tumbó el hormiguero por no haber hecho ebbó.

Esta historia de Iwori Bogbe es bien importante asimilarla por sus implicaciones. Aunque aplica para el pueblo de Puerto Rico entero, la misma refleja también el crecimiento de las casas y pueblos religiosos en Puerto Rico. Las casas religiosas, de no hacer ebbó, corren el peligro de desplomarse con facilidad. Particularmente las cabezas de las casas son quienes corren más peligro porque se supone que tengan el conocimiento y la experiencia para saber lo que tienen que hacer para evitar dicha situación. Además el osogbo de este año (Iku Kafeti Lerí) está encima precisamente en las cabezas de casas, familias, organizaciones e instituciones en Puerto Rico. La pérdida de la cabeza es lo que conlleva que las casas se desplomen como el hormiguero.

Por lo tanto este es un año propenso para mucho desbarate o pérdidas de casas a todos los niveles. Se puede traducir en una crisis hipotecaria en el país, como problemas legales por propiedades donde ningunas de las partes ganan, separación de los ahijados de sus padrinos, crisis internas en casas religiosas que la llevan al borde del colapso.

Abandono de los Niños

Ifa she se crió sin la verdadera y completa protección de sus familiares, los cuales por una u otra causa lo abandonan y este creció sin tener un sincero afecto familiar. Tempranamente tuvo que enfrentarse a la vida, sufrimientos, traiciones y hasta decepciones amorosas. Un día embarco para ir a otra tierra y el barco se hundió, y él desesperado se aferró a un madero y así estuvo dos días a la deriva y por fin las olas y la corriente le arrastraron hacia una costa árida. Se salvó sólo por su esfuerzo.

Los niños no se deben de criar solos porque pasarán mucha adversidad, trabajo y sufrimiento desde temprana edad. Aquí el abandono casi le provoca la muerte prematura al niño que se crió solo. Hay que evitar que los niños estén sin supervisión de sus mayores y a su vez cultivar los valores sociales y humanos que los harán ejemplares seres humanos.

La Reina sin Descendencia

Existía una reina que a pesar de tener un gran reino con mucha abundancia, súbditos y riquezas no tenía ningún heredero. Afligida por tal condición la reina decide mirarse donde Orunmila para ver cómo se podía mejorar esta situación. Al mirarse con Orula salió Iwori Bogbe donde se marcaban problemas de quedar en estado, lo cual marcó ebbó de un chivo a Eshu.

La reina acostumbrada a la servidumbre de su esclavos mandó a la esclava a cargar con el chivo hasta llegar a un altar dedicado a Eshu. Obviando los consejos de Orunmila, que dictaminó que fuera la reina misma quien cargara dicho chivo en su espalda, fue la esclava la que quedó en estado y no la reina. Con el tiempo el hijo de la esclava heredó el reino.

Este Ifa habla de cambios de jefatura. Lo que uno cree que va a ocurrir no pasa. El desenlace no es el que se esperaba. Además, también marca la importancia de hacer el ebbó uno mismo. Quién hace el ebbó es quien se beneficia. No permitir que otros hagan el ebbó por uno pues serán ellos los que verán el fruto. Finalmente, el ebbó del chivo a Eshu cargado por la mujer se marca para mujeres que tengan problemas para quedar embarazada.

La Diáspora

Ifa aleyo umbo. Iwory bogbe efa ashe bellere efa awo abello ni agba ni boshe bodarani tembobole Ifa a fe fe oloru. Agofore ka agbani olorun. Oboni oba ni boshe olorun. Onibaye baye oboni. Ibori bogbe ashe igua lode aguie tole Ifa tolo.

Iwory bogbe estaba pasando muy mala vida y estaba olvidado de los santos y hasta de Orula, y un buen día decidió embarcarse de polizonte en un barco. Iwory bogbe tenía mala cabeza y no quería aprender Ifa y por esto estaba pasando todo tipo de trabajos; el barco al cabo del tiempo de estar navegando, fue abatido por una fuerte tormenta y zozobro y la mayoría de los pasajeros y tripulantes murieron ahogados; pero Iwory bogbe quien tenía ashe de olofin se pudo sujetar a un madero y así pasó la tormenta con mucho susto y miedo, pero pudo salvar la vida.

Al cabo de los días y casi inconsciente, las olas del mar lo fueron acercando a las costas de una isla. Aquella isla estaba habitada por el ganso y otras clases de animales y uno de aquellos gansos al ver un objeto en el mar fue hacia él y lo comenzó a arrastrar hacia la orilla.

Y lo dejó en la arena y al percatarse de que era un hombre se escondió asustado; al poco tiempo Iwory bogbe despertó de su semi-inconciencia y notó que estaba tirado en la arena con parte de su cuerpo dentro del agua, se arrastró hacia afuera hasta que llegó a la espesura en la que había muchos cocos y otras frutas de las que se fue alimentando hasta recuperar las fuerzas suficientes. En tanto, el ganso algo asustado, lo defendía con su pico de los otros animales que se acercaban con malas intenciones. Al cabo de los días, ya recuperado y sereno de mente, Iwory bogbe decidió dar una vuelta por la isla, la cual no era muy extensa y allí conoció a gentes que le brindaron hospitalidad.

Iwory bogbe construyó una casa con yaguas y madera igual a las de aquellas gentes y llevó al ganso a vivir consigo y allí comenzó a aprender Ifa; pasado algún tiempo se hizo oba de aquellas tierras.

Como bien se puede apreciar, la necesidad y el desespero económico es tal que aquí las personas van a viajar al extranjero en busca de una mejor vida. En Puerto Rico continuará la diáspora con más fuerza durante este año.

La necesidad y el maltrato

La tierra de abe ori era pobre y en ella vivía un awo que se llamaba Ifa pole, quien vivía con mucha preocupación, porque su tierra no progresaba en nada. Un día su hijo, que se llamaba Ifa she le dijo: padre yo necesito ir a buscar nuestra suerte, y la de esta tierra. El padre se puso bravo con el hijo y lo castigó. El hijo comenzó a llorar y se quedo dormido, empezó a soñar con Orula, este le dijo que le diera una adie dun dun y una fun fun a Ifa y a su leri; que la pelara bien delante de Orula.

Aquellas plumas que iba arrancando iban formando una tormenta, que después la encontraría y así sería la suerte de ellos y de esa tierra, la cual él tenía que visitar y que se llamaba Ifa bi ashe.

El awo se despertó asustado y se fue para el patio de la casa a coger la adie. Su padre al verlo, se pone bravo y molesto, entonces él le contó lo que había soñado. El padre le respondió que eso era mentira, y se fue a acostar al pie de una mata de álamo que había en el patio, y allí se durmió, momento en que Ifa she aprovecho, cogió la adie y se la dio a Orunla y a su leri.

En ese momento entró Elegba que le dijo: te vine a buscar por mandato de Shangó, Ifa she le respondió que no podía ir, y le contó lo que le sucedía con su padre. Elegba se puso a cantar…

Se formó una tormenta e Ifa she se marchó con Elegba, y el padre quedó muerto; Ifa she siguió junto con su Ifa porque la tormenta no se contenía y Elegba cantaba. Elegba le dijo, no mires para atrás, y la tormenta limpió la tierra. Así llegaron a la tierra donde estaba Shangó. Ifa she al verlo se inclinó de rodillas delante de Shangó y le saludo; Shangó le dijo: pon tu Ifa y tu tablero en el suelo pues dentro de tres días tengo que hacerte una ceremonia, pero ahora vamos a comer ila y amala, que es lo que tengo para brindarte, y se sentaron a comer.

Shangó le dijo que se estuviera tranquilo que su suerte estaba definida, tú sí que vas bien, ésto tenía que suceder. A los tres días Ifa she se había convencido de lo que había dicho Shangó, y este le dijo: te voy a poner la suerte que tu padre tenía que haberte dejado a ti; y le envolvió en hojas de álamo, llamó al eggun y le dio akuko fun fun y le dijo: toda la suerte la tendrás con Orula, Shangó y Elegba, pero le tendrás que hacer mucho caso a Oruna. Cuando Shangó estaba en esta ceremonia, cuando salieron caminando y llegaron a la tierra, la de Oshun y Olorun que estaban esperando a un awo para que la gobernara; Shangó le dijo que andara siempre con Elegba; y le dijo: ¿tú ves esta tierra?, es la que tú vas a gobernar, algún día te visitaré; allí te vas a encontrar con tu madre que tiene fuerza divina, y te ayudará. Ella se llama Abelloni.

Así lo hizo este, Olorun le había dicho a Abelloni, que venía un awo para aquella tierra el cual era su hijo, que ella lo ayudara cuando él llegara. El primero en entrar fue Eshu, ella traía una calabaza en la mano y dijo: mira Olokun por ahí viene Elegba y Olokun le dijo también viene tu hijo, y ella contestó: no lo veo. Olokun y Abelloni se pusieron a cantar. Les dieron las dos eleguede a Eshu, este cogió el agogo y empezó a cantar. De pronto apareció Ifa she y se arrodilló delante de su madre y de Olokun, y vio como estaban regadas las plumas según Shangó le había dicho, se lo dio a su madre y Elegba y Olokun recogieron las plumas para ebbó; su madre lo paró en el centro de la tierra que él iba a gobernar. Toda la gente se aglomeraba a su alrededor, pero él le dijo: hasta que no venga Shangó no tengo ni voz ni mando; Elegba sale y busca a Shangó para que sea testigo, pues fue él quien me dio la suerte de encontrarme; ‘gobernaras muchas tierras, pero tendrás que caminar’. Esta es la tierra que tendrás que gobernar. Elegba fue a buscar a Shangó; la gente hicieron una casa para que Ifa she viviera. Shangó regresó con Elegba y le dijo que hiciera ebbó a todos con tierra y se formó un viento y recogieron sus tierra y hojas que estaban en el aire.

Ifa she hizo el ebbó. Abelloni llamó a Shangó, Elegba y Olokun y fueron debajo de una mata de álamo, que estaba en el patio y le dijo: mi hijo yo sé que tú tienes un sentimiento conmigo, pues yo me peleé con tu padre, y le contó lo sucedido, y le dijo, tienes que irte a caminar, yo quería tenerte siempre a mi lado, para que no pasaras trabajo, pero él no quiso. Bueno yo estoy aquí con la riqueza de todos los oshas que yo gobierno y que tienen fe en mi, y la de tu padre (la riqueza/suerte) que se fue a morir a otras tierras, es tuya. Cuando ella terminó sintió una voz que le pedía perdón; la suerte es tuya y Shangó lo consagró, cogió la guinea, comió y se lo cocinó con gbogbo ashe; entonces este guineo se le da junto a Shangó y Eggun.

Babalawos Reunidos:

  • Joseph Boluffer Osa Ure

  • Francisco Boluffer Iwori Rote

  • Roberto Boluffer Oche Omolú

  • Roblan Boluffer Odi Che

  • Jimmy Fuentes Iroso Umbo

  • Elí Barreto Ogunda Dío

  • Pablo Torres Osa Ure

  • Guillermo González Ogunda Bambo

  • Nando Sevilla Obara Cuchilló

  • José Santos Ofun Gando

  • Gilberto Santini Ojuani Melli

  • Joseph Carroll Oyekunbikalomi

  • Robert Little Otrupon Ogunda

  • César Rodríguez Iroso Umbo

  • Michael Sierra Okana Sa

  • Efraín Medina Okana Sode

  • Richard Ramos Ogunda Biodé

  • Roberto Rodríguez Ogunda Bambo

  • José Jiménez Okana Roso

  • Antonio Vázquez Ofun Nalbe

  • Antonio Prada Irete Entelú

  • Rafael Méndez Ogbe Ate

  • Rafael Méndez Osa Woriwó

  • Jaime Carbajal Ogunda Keté

  • Pedro Ramírez Ogunda Otrupon

  • Ricardo Medina Irete Ika

  • Rudy Colón Otura Iroso

  • Marcelino Irete Wan wan

  • Francis Pichardo Oche Bara

  • Antonio Prada Irete Kana

  • José Quiñones Ogunda Lení

  • Edward Craig Ojuani Tanshela

Recopilado por:

Joseph Boluffer Osa Ure
Joseph Carroll Oyekunbikalomi
Robert Little Otrupon Ogundá
Gilberto Santini Ojuani Meyi
José Ogunda Lení

Cualquier duda o pregunta favor de comunicarse:
Teléfono:
787-393-4443
Teléfono: 787-996-4993
E-mail: oyekunbikalomi@gmail.com