Elegba consigue lo que se propone

Elegba consigue lo que se propone

Una vez, Elegba se propuso que dos amigos se disgustaran. Se vistió bien, pero la mitad de su pelo se lo peinó bien y a la derecha; y la otra mitad de la izquierda se la dejó sin peinar y todo desgreñado. Cuando los amigos estaban hablando en la esquina, Elegba sin dirigirse a ninguno de los dos, pasó entre medio de ambos amigos. Al ver la imprudencia que había cometido Elegba, empezaron a hablar y hacer comentarios, en donde uno le decía al otro: “tan bien vestido y tan mal peinado.”El otro sostenía que él lo había visto bien peinado y mal vestido. Hasta que ambos amigos, en la discusión, se fueron a las manos y riñeron. Desde entonces quedaron serios los dos amigos.