Yewa

YEWÁ**

Quién es Yewa?
YewaYewa o Yegguá es una Orisha que representa la soledad, la
contención de los sentimientos, la castidad femenina, la
virginidad y la esterilidad. Es la dueña de la sepultura, está
entre las tumbas y los muertos y vive dentro del féretro que
está en el sepulcro.
Yewá es la Orisha dueña del cementerio y ampliamente ligada a
la muerte. Su culto procede de Dahomey y vivió en Egwadó.
Habita el cementerio, es la encargada de llevar los eggun a Oyá
y es la que baila sobre sus tumbas.
Su nombre proviene del Yorùbá Yèwá (Yeyé: madre – Awá:
nuestra). Adorada principalmente en las casas de Santiago de
Cuba, donde se entrega como Orisha tutelar y sus hijos gozan
de gran prestigio como adivinos y se mantienen en la más
rígida austeridad. Delante de su asentamiento no se puede
desnudar, tener amoríos o disputas, obrar con violencia o
rudeza y ni tan siquiera levantar la voz. Tiene una otá de color
preferentemente oscuro y se recoge en el monte o cercanías del
cementerio y 9 piedras rosas o rosadas.
En el sincretismo se compara con Nuestra Señora de los
desamparados (30 de Octubre) y la Virgen de Montserrate. Su
número es el 11 y sus múltiplos. Su color es el rosa. Se saluda
¡Maferefún Yewa!.

Trajes de Yewá
Se viste con un vestido rosado. La saya ancha se ata a la cintura
con un cinturón del mismo material. Lleva una corona
decorada con muchos caracoles.
Objetos de poder de Yewa
Una muñeca y una cesta.

Bailes de Yewá
Yewá raramente baja. Cuando lo hace, viene haciendo mímica
de estar atando un fajo. Sus maneras son sombrías, es muy
tímida con los hombres, ya que es virgen y no baila.

Familia de Yewa
Hija de Obbatala y Oduduwa, hermana de Oyá y Obbá,
compañera de Babalu ayé, aunque siempre se mantuvo pura y
casta.

Diloggún en Yewá
En el diloggún habla por Irosso (4), Okana (1) y Osá (9).

Herramientas de Yewa
Su receptáculo es una canasta de mimbre forrada con telas
rojas y rosas que se coloca en una casita dentro de un cuarto
interior o en lo alto, lejos de Oshun. Sus atributos son una
campana tipo ekón y otra más pequeña adentro ambas de
metal blanco o plateado, una muñeca o tinajita, nácares,
cauries, 9 escudos triangulares, 22 esqueletos de metal, 9
angelitos plateados, un hueso de lechuza, un hueso de Eggun y
una mano de caracoles. Sus Elekes se confeccionan de cuentas
rosadas.

Ofrendas a Yewá
Se le ofrenda pescado entomatado, gofio con pescado y pelotas
de maní. Se le inmolan chivita o chiva chica, gallina de guinea y
palomas. Los animales que se le inmolan deben ser jóvenes,
hembras y vírgenes. Sus Ewe son los mismos de Oyá.

Características de los Omo Yewa
Las mujeres son dominantes severas y exigentes. Suelen ser
moralistas por demás y aborrecen las relaciones carnales, que
están más allá de sus posibilidades prácticas.

Patakies de Yewa
Yewá vivía aislada en el castillo de su padre, Oddua, quien la
adoraba por ser muy hermosa y virtuosa. Cuando Shangó
escuchó de las cualidades de Yewa, las cuales eran su
virginidad y frigidez, apostó que podría seducirla. Ella
arreglaba las flores del jardín de Oddua. Un día estando en la
ventana, vio a Shangó, del cual se enamoró perdidamente.
Cuando Oddua se enteró montó en cólera y Yewa le rogó que la
mandara a un lugar donde no pudiera ser vista por ningún
hombre. Así fue como Oddua la hizo reina de los muertos y
desde ese momento ella vive con los muertos y le entrega los
cadáveres a Oyá.

** Tomado del libro: Lukumí para todos